Entre las cuerdas del violín

Quisiera llorar entre las cuerdas de aquel violín, su voz resuena en mis venas y se convierte en eco, de palabras no dichas de reproches no entregados de tristezas reprimidas.

Me susurran las flores del jardín que marchitan entre noches oscuras una vida que pactamos con risas en el aire y caricias olvidadas bajo el sol.

Olvidaron mis pasos el camino de los suspiros recorridos.

El frío entre sus garras derrama la nostalgia que subraya el dolor entre mis vértebras. Quebranta mi garganta… ahora sollozos encubiertos de falsas ilusiones.

Las notas distraen mi interés en olvidarte y amagan el deseo de morder tus labios secos de palabras pensando en calcular la fórmula exacta para saciarlos de miel que de hiel fina sus amargos tragos me da.

Mis venas bailan ligeras al compás de su música. Esperar no me importa si puedo vivir entre su melodía que llama al olvido pero no lo deja llegar.

Su música sonará y concluirá cuando pueda mi alma gritar al viento que ya no volverás.

2 comentarios en “Entre las cuerdas del violín”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s