No hace falta desnudar…

No hace falta desnudar el cuerpo cuando dejas desnudarte el alma.

No hay una luz más brillante que el Aura que ilumina tu mirada, ni calor más cálido que sentirme entre tus brazos.

Es la paz de tus palabras que arrollan mis miedos con terremotos de ternura.

Eres tú un torbellino de deseo que arranca mi nostalgia y baila con tu risa.

No puedo ser yo quien llame a tu voz con gritos de dolor, no quiero invadir tu mundo de amor con apóstrofes de secretos que gritan que no.

Yo quiero ser verdad, y una ilusión que admire tu silencio con una intención.

Podría ser aire que cuide tus noches con sueños en la luna y amaneceres que desborden alegrías a tus días.

Tal vez a mi cobardía le queden fuerzas para huir, o mi espíritu guerrero se quede a luchar cuidando tus momentos, y protegiendo con tesón tu bondad de aquel dragón, que pide poseer la intimidad de tu desnudez.

Te animaré a cuidar tu ilusión a cargar tu problemas en aquel vagón. Yo caminare despacio con esperanza de alcanzar tu tren buscando caminos que liberen mi verdad y en libertad poder conocer la frontera que lleva saber amar.

2 comentarios en “No hace falta desnudar…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s