El mundo de hoy…

Estamos en la era de las mentes erosionadas por las nuevas tecnologías; cada vez hay menos abrazos reconfortantes y cafés por las tardes con charlas interminables. Menos miradas que hablan y caricias que murmuran los poros de la piel. ¿A caso hemos llegado a robotizar el corazón para huir de lo que siente?

Anuncios